Clínica de Ginecología-Consulta a Ginecólogas
(55) 5574-8278 | (55) 5574-9670
INFO Y CITAS (55) 3105 2904
(55) 5574-8278 | (55) 5574-9670
INFO Y CITAS (55) 3105 2904

La Infertilidad

La infertilidad es una condición que hace difícil o imposible que un hombre o una mujer tengan un hijo.  Ambos hombres y mujeres pueden ser infértiles.  Aproximadamente 1 en 10 parejas en México tienen problemas de fertilidad.
Usted debe hablar con su médico sobre las posibilidades de que tenga problemas de fertilidad: 

  • Si usted y su pareja no logran un embarazo luego de haber tratado de concebir por 12 meses.
  • Si usted es una mujer mayor de 35 años de edad que no queda embarazada luego de haber tratado por 6 a 10 meses.  Las mujeres mayores de 35 años de edad pueden tener más problemas de fertilidad que las mujeres más jóvenes.

Causas

La infertilidad puede ser causada por muchas cosas, incluyendo: 

  • Problemas con la ovulación (la habilidad de una mujer para producir un óvulo)
  • Problemas con el esperma del hombre (cantidad, calidad o ambas)
  • Envejecimiento (la fertilidad declina a medida que los hombres y las mujeres envejecen)
  • Las infecciones transmitidas sexualmente
  • Otras infecciones del aparato reproductivo
  • Condiciones genéticas
  • Ciertas enfermedades crónicas, como la diabetes o la enfermedad de Hodgkin
  • Daño a los órganos del aparato reproductivo como los causados por legrados, cirugías por miomas, etc.
  • El fumar, tomar bebidas alcohólicas y usar drogas
  • La exposición a la radiación y a ciertos químicos, como los pesticidas
  • Tratamiento para el cáncer

Con frecuencia, las parejas tienen más de una causa para la infertilidad.

Diagnóstico y tratamiento

El médico realiza un examen físico completo, toma del historial médico y, a veces, ordena pruebas especializadas para ambos hombres y mujeres.
Cuando se encuentra la posible causa para la infertilidad, los tratamientos más comunes son: 

  • La medicación para la mujer para ayudar a que el cuerpo libere óvulos (ovulación).
  • Realizar cirugía en el hombre o la mujer para reparar parte del aparato reproductivo.  Por ejemplo, una mujer puede que tenga cicatrices en las trompas de falopio.  Estas trompas llevan el óvulo al útero (matriz).  Un hombre puede tener un problema que se le haga difícil al esperma a que circule normalmente.  Condiciones como estas con frecuencia se pueden corregir con cirugía.

De acuerdo con la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, la mayoría de los casos (85 - 90 por ciento) de infertilidad son tratados con medicamentos o cirugía.
Entre los tratamientos más avanzados para la infertilidad se encuentran: 

  • Inseminación artificial o intrauterina, en donde se inserta el esperma del hombre o de un donante en el útero de la mujer.
  • Tecnología reproductiva asistida, por el cual los óvulos de la mujer son extraídos quirúrgicamente, combinados con el esperma en el laboratorio, y luego son regresados a su cuerpo.  La fertilización in vitro es el procedimiento de reproducción asistida más común.

Las parejas a veces escogen pedir a otra persona a que done óvulos, esperma o un embrión.  (Embrión es la palabra que usa para describir el organismo humano desde la concepción hasta aproximadamente la semana 8.)  Otras hacen arreglos con una mujer para que cargue el bebé por ellos.  Estas opciones envuelven asuntos serios éticos y legales y se deben tomar con mucho cuidado.

Los riesgos a la salud de los tratamientos para la infertilidad

Los tratamientos para la infertilidad conllevan riesgos para ambos la mujer y el bebé.  A veces los medicamentos pueden agrandar los ovarios de la mujer.  La mujer puede sentir dolor, hinchazón, náuseas o vómitos.  Si la condición empeora, puede ser que tengan que hospitalizar a la mujer.
La cirugía reproductiva y las técnicas de reproducción asistida pueden causar sangrado, infección o daños a los órganos o vasos sanguíneos.

Mellizos, trillizos y más bebés

Los medicamentos y las técnicas de reproducción asistida pueden resultar en una gestación múltiple.  Los medicamentos pueden aumentar el número de óvulos que los ovarios de una mujer liberan.  Esto aumenta la posibilidad de que una mujer tenga un embarazo múltiple.
Con los tratamientos de reproducción asistida, los embriones son creados en el laboratorio y luego son trasladados al cuerpo de la mujer.  Los médicos por lo general ofrecen trasladar más de un embrión para aumentar la posibilidad de que una mujer de a luz a un bebé.  Sin embargo, esta práctica aumenta las posibilidades de un embarazo múltiple.
Las mujeres embarazadas con más de un bebé tienen un riesgo más alto de desarrollar anemia, sangrado, diabetes gestacional, preeclampsia y, parto y nacimiento prematuro.  Los bebés que nacen muy temprano tienen más probabilidades de desarrollar problemas de salud que otros bebés.  Ejemplos incluyen los problemas respiratorios, las infecciones, problemas del desarrollo y parálisis cerebral.  Las mujeres embarazadas con más de un bebé deben ser atendidas por un obstetra especializado en embarazos de alto riesgo.

Si tú y tu pareja tienen problemas de fertilidad te sugiero que acudan cuanto antes con un médico especialista en este tipo de problemas ya que en muchas ocasiones existe un tratamiento para su problema.