Clínica de Ginecología-Consulta a Ginecólogas
(55) 5574-8278 | (55) 5574-9670
INFO Y CITAS (55) 3105 2904
(55) 5574-8278 | (55) 5574-9670
INFO Y CITAS (55) 3105 2904

Lactancia para su bebé: algunas indicaciones que pueden ayudarla a comenzar por un buen camino

¿Cuáles son los beneficios de darle leche materna a un bebé?

Alimentar a su bebé con la leche materna le da muchos beneficios. La leche materna es rica en alimentos nutritivos. Ayuda a proteger al bebé contra las infecciones. También ayuda a prevenir que su bebé sufra de alergias.

La lactancia también tiene beneficios para usted. Es una práctica limpia y simple: no necesita lavar biberones o mezclar leche de fórmula para bebés. Es más barata que la fórmula para bebés. Ayuda a contraer el tamaño del útero al tamaño normal después de su embarazo. Retrasa el regreso de sus reglas y puede ser un tipo de anticonceptivo natural sin embargo su efectividad es baja con respecto a otros medios, por lo que es recomendable que consulte con su ginecólogo para elegir el método que más le convengan. Y ayuda a que usted pase más tiempo cerca de su bebé.

¿Cómo empiezo a amamantar a mi bebé?

Con la mano libre, ponga su pulgar en la parte de arriba de su seno y los otros dedos en la parte baja. No toque su areola que es la parte oscura alrededor del pezón. Este es el lugar en donde los labios de su bebé estarán.

Cosquillee los labios de su bebé con su pezón hasta que él o ella abra la boca bien grande. Ponga el pezón dentro de la boca del bebé por completo y atraiga al bebé contra su cuerpo. Esto permite que su bebé apriete los conductos de leche debajo de la aureola.

Cuando su bebé está “conectado” correctamente, sus dos labios deben estar por fuera (no sobre sus encías), como haciendo un puchero, y estar encima de casi toda la aureola. En vez de escuchar sonidos como de un beso sonoro, su bebé hará sonidos bajos a medida que traga la leche. La quijada de su bebé puede que se mueva de arriba a abajo. Si siente dolor mientras su bebé está lactando, probablemente él no está “conectado” correctamente.

La nariz de su bebé puede estar tocando su seno mientras está lactando. Las narices de los bebés están diseñadas para permitir que el aire pueda entrar y salir en estos casos. Pero si está preocupada que su bebé no puede respirar fácilmente, puede suavemente presionar su seno cerca de la nariz del bebé para darle más espacio y permitirle respirar fácilmente.

¿Cómo debo cargar a mi bebé mientras estoy dándole de lactar?

Puede cargar a su bebé de varias maneras. Su bebé no debe tener que voltear la cabeza o forzar su cuello para alimentarse.

En la posición de arrullo usted tiene que poner la cabeza del bebé encima de la articulación de su brazo. Déle apoyo a la espalda y nalgas de su bebé con el resto del brazo y la mano. Su bebé estará acostado de medio lado con su cara mirándola a usted. Su seno debe estar justo enfrente de la cara del bebé.

La posición de bola de fútbol americano consiste en poner al bebé debajo de su brazo como un balón de fútbol americano, con la cabeza de él o de ella descansando sobre su mano. Apoye al cuerpo del bebé con su antebrazo. Esta puede ser una buena posición si está recuperándose de una cesárea o si su bebé es demasiado pequeño.

También puede acostarse de medio lado con la cara del bebé hacia usted. Puede usar almohadas para apoyar su cabeza y hombros. Esta también es una buena posición si se está recuperando de una cesárea o una episiotomía

 

¿Qué es "la bajada de la leche"?

Entre unos pocos segundos o varios minutos después de empezar a darle pecho a su bebé, usted puede sentir un cosquilleo en el seno que no está siendo usado y la leche empezará a salir por sí sola del mismo. Estas son señas de que la leche " ha bajado". Esto significa que su leche está lista para salir.

La bajada de la leche hace el proceso de la lactancia más fácil para su bebé. También puede salir leche si ya es hora de alimentar pero no lo ha hecho todavía, si escucha a su bebé llorar o si piensa en su bebé.

¿Qué puedo hacer si se me agrietan los pezones?

Es más fácil prevenir el agrietamiento de los pezones que tratarlo. La causa más común del agrietamiento de los pezones es que el bebé no se “conecta” apropiadamente.

Si su bebé no está conectándose apropiadamente, necesita empezar de nuevo. Para retirar al bebé de su seno, primero necesita parar la succión poniendo uno de sus dedos por el lado de la boca del bebé entre las encías.

No limite el tiempo que deja lactar al bebé. Ponerle límite al tiempo de lactancia no previene el agrietamiento de los pezones y si puede evitar que los conductos de la leche se desocupen por completo. Esto puede causar  hinchazón y dolor. El poner compresas de hielo picado en los pezones antes de amamantar puede ayudar a aliviar el malestar.

Algunas mujeres sienten alivio al frotar cremas de lanolina y aceites de vitamina E sobre sus pezones. Si usa lanolina o aceites de Vitamina E lávese y enjuaguelos antes de amamantar a su bebé.

Llame a su ginecólogo si tiene un área roja, agrietada o dolorosa en sus senos; si tiene los senos hinchados y adoloridos (por causa de una producción excesiva de leche); si tiene fiebre o si se siente adolorida. Estas pueden ser señas de una infección.

Previniendo o curando los pezones agrietados

  • Asegúrese de que su bebé esté succionando de la manera apropiada. Si la succión le ocasiona dolor es posible que la boca de su bebé no esté colocada correctamente.
  • Deje que sus pezones se sequen al aire libre entre lactancias. Deje que la leche se seque sobre sus pezones.
  • Ofrézcale a su bebé el pezón menos adolorido primero. La succión de su bebé puede ser menos vigorosa después de unos pocos minutos.
  • Cambie la posición que usa al amamantar.
  • Si es posible, coloque en la esquina de la boca de su bebé cualquier parte agrietada o adolorida, de modo tal que ésta se someta a menos presión durante la lactancia.
  • Lávese los pezones diariamente con agua tibia. No use jabón ni cremas que puedan contener alcohol que puede resecar la piel.
  • Evite sostenes con forro de plástico por dentro.
  • Exprima la leche de sus senos hasta que la leche le baje. Esto puede ayudar a que su leche esté disponible más rápido de modo tal que el bebé succione con menos fuerza.
  • Déle de lactar a su bebé frecuentemente para evitar que los senos se le llenen excesivamente. El llenado excesivo puede hacer que a su bebé le sea difícil "conectarse" apropiadamente.

¿Cuán a menudo le debo de dar de lactar a mi bebé?

Alimente a su bebé cuantas veces él o ella lo desee. Esto puede ser de ocho a 12 veces al día o más. La frecuencia con que su bebé quiera comer al día puede cambiar con el tiempo a medida que el bebé pasa por fases aceleradas de crecimiento. Las fases aceleradas de crecimiento ocurren más o menos a las dos semanas y a las seis semanas de vida, y otra vez a los tres meses y seis meses.

Deje que su bebé lacte hasta que esté satisfecho. Esto puede tomar entre 15 y 20 minutos en cada seno. Trate de amamantar al bebé con ambos senos cada vez que lo lacte. Si está lactando menos de 8 veces al día, debe observar cuidadosamente a su bebé ya que puede no estar alimentándose correctamente.

Si usted piensa que su bebé necesita más leche, aumente el número de lactancias al día. También es importante que descanse suficientemente y que coma bien. Déle tiempo a su cuerpo para adaptarse a las necesidades de su bebé.

No le empiece a dar cereales o leche de fórmula a su bebé. Si le da fórmula o cereal a su bebé, él o ella no va a querer tanta leche de pecho. Esto hará que la cantidad de leche en sus senos disminuya. Además, su bebé no necesita comer comidas sólidas hasta que cumpla entre cuatro y seis meses.

¿Qué debo comer?

La mejor dieta para una mujer que está lactando es una dieta bien balanceada y con calcio en abundancia. Esto quiere decir, comer frutas y vegetales, cereales y pan integrales, carnes o frijoles, y productos lácteos como leche y queso. Necesitará obtener suficientes calorías—más o menos 500 calorías más que su dieta normal—y también tomar más líquidos.

Una dieta balanceada que incluye cinco porciones de leche o productos lácteos cada día le dará suficiente calcio. Si no come carne o productos lácteos puede obtener el calcio que necesita a partir de brócoli, semillas de sésamo, queso y de col rizada. Hable con su médico acerca de tomar suplementos de calcio si piensa que su dieta no le provee suficiente calcio.

¿Qué es lo que debo evitar comer?

Si usted piensa que algo que está comiendo le fastidia a su bebé, deje de comerlo. La cafeína y el alcohol pueden llegar a la leche materna así que limite la cantidad de estos que toma. Los medicamentos—hasta las que puede comprar sin receta médica—también pueden llegar a la leche. No tome nada sin antes consultar con su médico. Además, si fuma, la lactancia es una buena razón para dejar de hacerlo. El fumar puede hacer que usted produzca menos leche y que las substancias químicas presentes en los cigarrillos lleguen hasta su leche.