Clínica de Ginecología-Consulta a Ginecólogas
(55) 5574-8278 | (55) 5574-9670
INFO Y CITAS (55) 3105 2904
(55) 5574-8278 | (55) 5574-9670
INFO Y CITAS (55) 3105 2904

¿Mis síntomas de embarazo son normales?

Durante el embarazo experimentara una serie de cambios en su cuerpo y síntomas que están asociados con el embarazo. Estos mismos pueden ser normales mientras que otros no.
Es conveniente que lea atentamente esta página de modo que sepa que es normal o anormal durante el embarazo para evitar sobresaltos innecesarios o bien para prevenir alguna enfermedad o situación anormal.

Síntomas normales

Tener náuseas en las 12 primeras semanas

Debido a la presencia de las hormonas propias del embarazo, aparecerán síntomas digestivos no muy agradables como las náuseas y los vómitos. La ingesta de líquido frío, helados, vegetales frescos, mejora el síntoma. También comer aceitunas. Si persistieran más allá de las 16 semanas es conveniente consultar con el médico a fin de descartar algún otro problema asociado.

Tener estreñimiento y distensión después de comer

Por efecto de la progesterona, hormona que inhibe las contracciones del útero, también se disminuye el tránsito intestinal. En consecuencia es posible que se retrase la evacuación intestinal. Es conveniente ingerir alimentos ricos en fibra y cítricos. Si no es suficiente debes consultar al médico respecto de utilizar algún tipo de laxante.

Tener dolores tipo menstrual

Debido al crecimiento del útero, se perciben tirones en la parte baja del abdomen. Cambie de posición o recuéstese por 15 minutos y desaparecerán

Orinar frecuentemente

Debido a la compresión que ejerce el útero sobre la vejiga, su capacidad disminuye y en consecuencia se orina con mayor frecuencia. Si al momento de orinar tiene molestias como ardor o dolor debe consultar a su médico.

Tener calambres

Intentar estirar la zona dolorida, si es el pie llevar los dedos hacia arriba. Masajear con firmeza la zona dolorida Ingerir alimento rico en calcio (leche o queso) antes de dormir, o bien tomar el suplemento cálcico por la noche. Ingerir suplemento de magnesio. Mejorar la circulación de las piernas elevando los pies de la cama 20-25 cm

Tener desmayos

La falta de glucosa en la sangre, o la caída de la tensión arterial, son causa común de desmayos o mareos. Pueden mejorarse comiendo adecuadamente (5 o 6 comidas al día) o evitando permanecer mucho tiempo de pie o cambiar de posición en forma brusca. La falta de glóbulos rojos (anemia) puede ser causa de desmayos o aceleración del pulso o palpitaciones. Debe consultar con su médico ante la presencia reiterada de estos síntomas. Los desmayos pueden ocasionar caídas, por eso es bueno prevenirlos.

Tener insomnio

Evitar las bebidas estimulantes (café, té o mate), reemplazarlas por leche tibia; combatir el estrés con ejercicios de relajación y adoptar una posición cómoda para dormir (de costado con una almohada entre las piernas).

El tamaño del abdomen es pequeño... debo preocuparme?

No si su médico confirma que el bebé está creciendo correctamente. El tamaño del abdomen puede variar de mujer a mujer por la forma del cuerpo y la tensión de los músculos abdominales. Además, en una misma mujer, la forma y tamaño del abdomen puede variar de embarazo a embarazo.

Tener celulitis

Ese depósito de grasa es una reserva energética. En general se pierde durante la lactancia con una dieta adecuada y una rutina de ejercicios. Para la celulitis pueden usarse cremas especiales y masajes.

Sentir que  falta la memoria

La falta de memoria de hechos recientes puede afectar a algunas embarazadas y esta relacionado con la falta de adecuado descanso o preocupaciones que pueden dar origen a falta de concentración. Intenta combatirla escribiendo las cosas, mejorando el descanso y pidiendo ayuda para solucionar hechos que te dan preocupación.

Tener picazón en el abdomen

Se debe al estiramiento de la piel del abdomen cuando la misma está pobremente hidratada. Basta con hidratar correctamente la piel. Si esta picazón se acompañara de alguna erupción debes consultar al médico.   

Tener las piernas hinchadas

El peso del útero sobre las venas pelvianas produce una disminución en el retorno sanguíneo al corazón y por lo tanto retención de líquido en las piernas. Se debe evitar el permanecer de pie durante períodos prolongados o el estar sentada con las piernas cruzadas. Es conveniente elevar las piernas al momento de dormir, utilizar medias de descanso. Sin embargo el presentar hinchazón en cara o manos puede sugerir la presencia de preeclampsia por lo que se recomienda acudir al médico para una valoración más profunda. 

Tener agitación al caminar

El diafragma esta elevado por el útero grávido y disminuye la capacidad de respirar profundamente. Si esto sucediera al más mínimo esfuerzo debe consultar con el médico.

Tener calostro

Es una secreción que sale del pecho e indica actividad de la glándula. Puede estar presente desde el embarazo temprano. No debe extraerlo porque se estimula la contractilidad uterina.

Tener dolor de espalda

Es un síntoma muy común en el embarazo en especial durante los últimos meses por lo que puede seguir las siguientes recomendaciones para disminuir las molestias: Dormir en cama dura, de costado, con una pierna estirada y la otra flexionada con una almohada entre ambas. Masajear la zona lumbar, tomar baños de inmersión con sales relajantes, nadar y sobre todo no aumentar excesivamente de peso. Para inclinarte, flexione las rodillas y no cargue pesos.  

Tener aumento de la secreción salival y sudar
Es consecuencia de las hormonas circulantes durante el embarazo. Mantengase en lugares frescos y tome suficientes líquidos para estar bien hidratada.

Como podrá darse cuenta el embarazo implica una experiencia única en la vida por lo que es importante saber que muchos de los síntomas que presenta son normales, esto le permitirá tomar acciones que le ayuden a disfrutar su embarazo. Sin embargo ante cualquier duda con respecto a algún síntoma que presente no dude en consultar con su ginecólogo, el siempre tendrá la mejor respuesta para usted.